Mitos y verdades del refreshing vaginal

El médico griego Alexandros Bader es una de las máximas autoridades mundiales en cirugía vaginal y, de paso por Argentina, compartió una charla exclusiva con Viva, para aclarar algunas dudas y preconceptos sobre su especialidad. El primer mito que hay que desbancar es la creencia de que se trata de una operación únicamente estética.

“Lo que yo hago es cirugía reconstructiva y cosmética –aclara–. Mi trabajo es reconstruir la funcionalidad de la totalidad del área vulvo-vaginal. Y se realiza en pacientes que sufren de relajación del área vaginal o incontinencia urinaria, entre otros problemas.” Podría creerse que es sólo un problema de mujeres maduras, pero no (otro mito que cae). “Se da también en mujeres jóvenes, especialmente después de haber tenido un parto”, explica.

Las intervenciones estéticas de este tipo existen en el mundo desde hace unos 15 años. Lo revolucionario es el desarrollo de técnicas no invasivas, es decir, que no involucran la cirugía (método invasivo). Mientras que una cirugía tradicional es una operación que lleva un par de horas y requiere anestesia, los métodos no invasivos, con láser, no necesitan siquiera pasar por el quirófano. Se trata de un procedimiento mínimo, que dura escasos 15 minutos, y que precisa solamente de entre dos y cuatro días para recuperar la funcionalidad total del área. La cirugía, en cambio, necesita entre seis y ocho semanas de posoperatorio. ¿Y qué es lo que puede operarse ahí abajo? Bader dice que, en primer lugar, está el rejuvenecimiento del tejido, indicado –como ya se mencionó– contra la incontinencia, pero también para fortalecer los músculos de las paredes vaginales estimulando, a la vez, la contracción de la fibra de elastina y la regeneración de colágeno. Entre los procedimientos quirúrgicos, puede mencionarse la remodelación de labios mayores y menores y de la zona del clítoris, corrigiendo hipertrofias, malformaciones o asimetrías. Quizás el aspecto más sorprendente en cuanto a la cosmética genital es el que involucra el cambio en la coloración de la piel. “La nueva tendencia en ginecología cosmética –continúa Bader– es el blanqueamiento de la piel de los genitales, lo que en inglés se denomina bleaching. Es una tendencia muy en alza.”

Mas articulos DA CLICK aqui

Cuando se habla de cirugía estética, suele olvidarse que el ser humano es una entidad completa, en la que los factores fisiológicos y psicológicos influyen mutuamente. Bader da un ejemplo: “Una mujer que es seca pierde la autoestima. Se siente incómoda. Entonces no tiene confianza para llevar una vida sexual activa. El método no invasivo mejora el proceso de lubricación. De una forma o de otra, no sólo se le da el soporte funcional sino también una mejora psicológica”. Según Bader, “en mis consultas siempre explico que los órganos genitales pueden variar de una persona a otra. No hay estándares para el tamaño y la forma de los labios, por ejemplo. Si hablamos únicamente del aspecto estético, de la apariencia, entonces tengo que pasar mucho tiempo con ellas para explicarles que no hay estándares. Psicología, función, anatomía, apariencia, autoestima. En última instancia, somos médicos y tratamos a los pacientes como una entidad holística. Esa es la manera correcta de tratar a los pacientes”.

Fuente:http://www.clarin.com/viva/Revista_Viva-refreshing_vaginal-orgasmo_femenino-sexualidad_0_1522647849.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s