Consejos para el cuidado personal El cabello y la piel, dos factores básicos para la belleza

Sentirse bella y saludable es una experiencia que ninguna mujer puede despreciar. Todas las mujeres, ya sean profesionistas, amas de casa, modelos o deportistas, todas sin excepción, desean verse bonitas y atractivas.

Y aunque el concepto de belleza es muy variable, pues está sujeto a un criterio muy personal, la belleza física, en general, está asociada con los siguientes parámetros: figura, cabello, piel y actitud.

A continuación presentamos una serie de consejos que le servirán en su camino para sentirse y verse deslumbrante.

La importancia del cabello

Una melena bien cuidada y sana siempre será un atractivo sin igual. No importa si usted prefiere un corte largo, mediano o corto, lo fundamental es que éste destaque por su cuidado y arreglo.

El primer paso consiste en detectar ¿qué es lo que pretende respecto a su cabello? Probablemente quiere que se comporte “como es debido”, que tenga volumen, brillo, que sea lacio, rizado o saludable.

Por fortuna hoy en día contamos con un sinnúmero de productos que se adaptan a las necesidades específicas de cada mujer. No obstante, el conflicto más frecuente es detectar cuál es el adecuado para nuestros requerimientos particulares.

Como el cabello de cada cual es único, hay que experimentar un poco. El error más frecuente consiste en comprar frascos enormes con un producto posiblemente ineficaz. La clave está en comprar productos del tamaño más pequeño que haya (los especiales para viaje son ideales) y ver cuál es el que mejor se adapta a su tipo de cabellera.

En el caso de los champús, existe en el mercado una gran variedad que le ayudarán a mantener su cabello en óptimas condiciones. De vez en cuando agregué un par de cápsulas de vitamina E a su champú común a fin de nutrir el cabello.

Asimismo, es importante que cada noche, antes de acostarse, elimine el fijador de su cabellera; el método más eficaz y económico es humedeciendo un poco el cepillo de modo que se deslice suavemente por su cabello hasta que su textura quede completamente sedosa.

La elección de un corte

Otro punto importante para el cuidado de su cabello es la elección del estilista, busque uno que le agrade y le inspire confianza.

Acuda al salón de belleza con un plan específico sobre el corte o el peinado que desea, pero si está lista en menos de 30 minutos, lo más recomendable es que cambie de estilista. No es suficiente tiempo.

No se ría cuando el estilista le esté cortando el fleco, al sonreír levanta la frente y su fleco puede quedar demasiado corto.

No cruce las piernas mientras le hacen el corte de pelo. Esto ocasionaría que estuviera torcida hacia un lado, por lo que el cabello podría quedar más largo en una parte que en la otra.

Otro consejo importante es que procure dar de manera frecuente un masaje a su cuero cabelludo. Esta práctica, la cual debe realizarse doblando su torso hacia el frente de modo que toda su cabellera quede hacia adelante para que la pueda cepillar desde su nacimiento, permite eliminar las células muertas y reactivar la circulación en el área donde crece el cabello.

El cuidado de la piel

Los expertos cosmetólogos dicen que la piel es el órgano más grande del cuerpo humano y como tal debemos mantenerla tonificada y radiante.
La piel de la cara es muy delicada por lo que es importante limpiarla dos veces al día, por las mañanas y las noches. Pero la limpieza nunca debe ser excesiva porque se corre el riesgo de resecar la piel.

La limpieza, aunque toma sólo unos segundos, debe ser una oportunidad para activar la circulación. Esto se logra con movimientos circulares, usando la punta de los dedos a la concavidad (succionando con ellos) de las manos.

Existen tres pasos básicos en la rutina del cuidado diario de la piel:
1. Limpiar, la primera regla para tener una piel hermosa, señala Diane Irons en su libro Los secretos de belleza mejor guardados del mundo, es dejar de limpiarla de más. Este es un hábito innecesario, especialmente practicado por las mujeres estadounidenses.
2.
Puede utilizar sólo un producto para eliminar maquillaje e impurezas. Si su piel es seca, use una loción o producto con base de crema que contenga emolientes (esto hará que sienta una película ligera en su cara).

Si su piel es de normal a grasosa, utilice un gel limpiador o un jabón facial suave. Aun cuando su piel sea muy grasosa, asegúrese de usar un jabón suave.

Nunca emplee un jabón desodorante para la cara o cuello. Si su piel es particularmente sensible, tampoco lo use para el cuerpo.
2. Tonificar, el propósito de usar un tónico o astringente es eliminar los residuos de jabón, crema hidratante, aceite y ayudar a cerrar los poros.

Este paso es deseable en la rutina diaria, pero no indispensable ya que los productos de limpieza modernos son mucho más eficientes que en el pasado y el tónico ha dejado de ser necesario.

No obstante, el tónico deja una sensación muy agradable en la piel por lo que muchas mujeres lo prefieren.

3. Hidratación; la mayoría de las cremas hidratantes son más eficaces cuando se aplican sobre la piel húmeda, pues se forma una película delgada que atrapa la humedad en el cutis.

Aunque nuestra piel siempre debe estar hidratada, la noche es el mejor momento para cuidarla, pues es precisamente durante las horas de sueño que la piel está libre de maquillaje, polvo y contaminación y es cuando rejuvenece.

Lo más importante al elegir una crema hidratante es saber leer las etiquetas de los productos que compramos y buscar ingredientes específicos de acuerdo con nuestras necesidades.

Existen algunas sustancias que son básicas para la hidratación de nuestro rostro: lípidos, figuran en las etiquetas como cerámidos, cerebrósidos o lípidos esfingo; ácidos grasos esenciales, clasificados como aceite de girasol, aceite de semillas de uva y aceite de prímula; bloqueador solar, lo contienen muchas cremas humectantes y le permiten ahorrar un paso en el cuidado de la piel.

Su rutina básica debería consistir en aplicar crema hidratante con un chorrito de agua tibia o leche. La leche es un ácido láctico que permitirá que su cara reciba un tratamiento de ácido natural.

Muchos de los ácidos que hay ahora en el mercado son artificiales y han causado problemas a muchas mujeres. Tenga cuidado con los ácidos químicos que utiliza y cuando pueda sustitúyalos por ácidos naturales en su rutina de limpieza: leche, jugos de piña, de limón, de jitomate y la mayoría de las frutas cítricas.

Actitud: somos lo que reflejamos

Todas las mujeres pueden ser bellas de verdad, lo importante es dedicarse un poco de tiempo para sí mismas, ya sea en el cuidado de nuestra piel, cabello o cuerpo en general.

Pero una figura perfecta y ropa adecuada, aunque ayudan, no sirven si no están acompañadas por una actitud positiva y entusiasta.

Sabio es el dicho que alude: “como te ven te tratan”. Esta frase en nuestra sociedad es muy cierta, pues casi todo lo que hacemos se basa en la apariencia.

Pero la búsqueda de la belleza debe estar acompañada no sólo por cuestiones superficiales. La belleza comienza con la aceptación de sí misma y el fortalecimiento de nuestro espíritu, ésas son las herramientas que en verdad nos ayudarán a sentirnos plenas, realizadas y por consiguiente sumamente hermosas.

Fuente: http://www.protocolo.com.mx/etiquetayprotocolo/consejos-para-el-cuidado-personal-el-cabello-y-la-piel-dos-factores-basicos-para-la-belleza/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s