CANDIDIASIS VAGINAL

Es llamada también moniliasis vaginal, es una infección ginecológica causada por un hongo llamado cándida albicans. Esta es común que se presente en 3 de cada 4 mujeres experimentan al menos un episodio de candidiasis vagina a lo largo de su vida.

Esta provoca un cuadro de inflamación en la vagina y la vulva, esta inflamación se caracteriza por signos y síntomas de enrojecimiento local, prurito intenso y flujo vaginal.

Existen varios tipos de cándida pero la albicans suele ser la más frecuente ya que representa el 90% de los casos. La cándida es un hongo que esta naturalmente en nuestra flora biológica, estando presente en la boca y el sistema digestivo, en situaciones normales, nuestro sistema inmune y presencia de otros microorganismos de nuestra flora impiden que la cándida se multiplique exageradamente manteniendo la población bajo control.

La cándida es un germen oportunista, esto significa que es un microbio que puede vivir inocentemente en nuestro cuerpo sin causar ninguna enfermedad, pero al menor signo de debilidad de nuestro sistema inmunológico o trastorno en nuestra flora natural de gérmenes, puede multiplicarse y de esta manera causar infecciones.

La candidiasis no se contrae, ya que esta surge porque la cándida albicans que coloniza la vagina de las mujeres tiene su origen en la región perineal, esto puede ocurrir cuando se hace una limpieza incorrecta después de defecar, puesto que si la mujer e limpia de atrás hacia adelante va a traer los gérmenes de la región perianal a la vagina y esto favorece a la aparición de infecciones en el tracto urinario por bacterias del tracto gastrointestinal.

Eventualmente la cándida albicans es transmitida de una persona a otra, los hábitos más comunes para la aparición de cándida en el cuerpo son el sexo oral y anal que son las fuentes de transmisión, el sexo vaginal también puede ser una forma de transmisión siempre y cuando el pene o la vagina estén colonizados.

Existen varios factores de riesgo como son:

  • Mujeres diabéticas, especialmente las que presentan glucemia mal controlada, son particularmente propensas a desarrollar la vulvovaginitis por Cándida
  • Uso reciente de antibióticos, alrededor de un 25-30% de las mujeres que son sometidas a tratamiento con antibióticos de amplio espectro acaban desarrollando un episodio de candidiasis vaginal. Esto suele ocurrir porque los   antibióticos actúan contra las bacterias naturales de la flora vaginal, pero son inertes frente a los hongos.
  • Cambios hormonales, niveles demasiado altos o demasiado bajos de estrógenos interfieren en el medio ambiente vaginal y aumentan el riesgo de candidiasis. Esto explica por qué situaciones como embarazo, reposición hormonal, menopausia, uso de anticonceptivos hormonales e inclusive el periodo ovulatorio pueden facilitar la aparición de vulvovaginitis por Cándida.
  • Mujeres inmunosuprimidas, ya sea por enfermedades, como el VIH, o por el uso de fármacos inmunosupresores, tienen un mayor riesgo de desarrollar candidiasis.

También pueden influir otros factores de riesgo, pero estas no son comprobadas que son:

  • Ropas apretadas.
  • Biquinis húmedos.
  • Métodos anticonceptivos intravaginales como DIU, diafragma o esponja vaginal.
  • Duchas vaginales.
  • Absorbente interno.

Aunque no estas comprobados, pueden ser evitados para prevenir la aparición de la candidiasis.

Fuente: http://www.mdsaude.com/es/2015/11/candidiasis-vaginal.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s