Laparoscopia pelvica

null

Laparoscopia pelvica

Esta es una cirugía en la cual se examinan los órganos pélvicos, mediante el uso de un instrumento de visualización llamado laparoscopio.

En la laparoscopía se realiza una incisión quirúrgica más pequeña que si fuera una cirugía abierta. Lo que significa que usted tendrá probablemente una hospitalización más corta lo que significa una recuperación más rápida. Puesto que hay menos pérdida de sangre con la cirugía laparoscópica y se presenta menos dolor después de la cirugía.

La laparoscopía pélvica es utilizada tanto para el diagnóstico como para el tratamiento. Pero también se recomienda en los siguientes casos:

  • Cuando existe una masa pélvica anormal o un quiste ovárico encontrados en una ecografía de la pelvis
  • Cáncer (ovárico, endometrial o cervical) con el fin de ver si se ha diseminado o para extirpar tejido o ganglios linfáticos cercanos
  • Dolor pélvico crónico (prolongado), si no se ha encontrado otra causa
  • Embarazo (tubárico) ectópico
  • Endometriosis
  • Dificultad para quedar embarazada o tener un bebé (esterilidad)
  • Dolor pélvico súbito e intenso

Una laparoscopía pélvica también se puede realizar para:

  • Extirpar el útero (histerectomía)
  • Extirpar miomas uterinos (miomectomía)
  • “Ligar” las trompas (esterilización/ligadura de trompas)

Mientras usted se encuentra profundamente dormida y sin sentir dolor bajo anestesia general, el médico hace una incisión quirúrgica de media pulgada en la piel, esta se hace por debajo del ombligo. Luego, se insufla dióxido de carbono en el abdomen para ayudarle al médico a ver los órganos con más facilidad.

Luego se introduce el laparoscopio, que es un instrumento similar a un pequeño telescopio con una luz y una video cámara, de manera que el médico pueda observar el área.

También pueden introducir otros instrumentos a través de otras incisiones quirúrgicas pequeñas en la parte baja del abdomen. Mientras que el medico observa el monitor pueden:

  • Obtener muestras de tejido (biopsia)
  • Buscar la causa de cualquier síntoma
  • Extraer tejido cicatricial u otro tejido anormal, como el de una endometriosis
  • Reparar o extirpar parte o todos los ovarios o las trompas
  • Reparar o extirpar parte del útero
  • Realizar otros procedimientos quirúrgicos (como apendicetomía, extirpación de ganglios linfáticos)

Después de la laparoscopía, se libera el dióxido de carbono y se cierran las incisiones con suturas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s