Tumores metastásicos peneanos vesicales

La metástasis peneana es originada desde un tumor vesical. Estudios demuestran que el primer caso documentado fue en 1882 y fue descrita por Neumann. Existen aproximadamente 370 casos de metástasis peneana reportados en los últimos 36 años y en aproximadamente el 30-35% de los casos el tumor primario se localiza en la vejiga. El 28-30% en la próstata, en el 13% en el recto-sigma, en el 5-10% en el riñón y en el 5% en el testículo.

El estudio realizado por Herguedas Valsero & María Esther Sanz fue un estudio de caso en donde un hombre de 68 años, fue diagnosticado mediante cistoscopia el cual es un procedimiento quirúrgico que permite visualizar el interior de la vejiga y la uretra por medio de un telescopio, de un tumor vesical donde se termina que su histología -que es el estudio de la composición, la estructura y las características de los tejidos orgánicos de los seres vivos-resultó ser un carcinoma urotelial papilar y sólido de alto grado es decir cáncer de vejiga que infiltraba músculo.

Con el paciente se realizó un estudio mediante la gammagrafía que es una prueba  que permite identificar  las áreas que pueden indicar que se presenta un cáncer para identificar signos de metástasis ósea y se realizó una tomografía computarizada (TC)  que identifico que el paciente presentaba una afectación por tumor del meato ureteral izquierdo lo que estaba provocando una uropatía obstructiva  que es una afección en la cual el flujo urinario se bloquea y conlleva a que la orina se devuelva y lesione uno o ambos riñones. Al detectar la alteración de la función renal se decidió colocar una sonda, para iniciar su tratamiento. El paciente siguió bajo supervisión especializada por meses, sin embargo, otros estudios detectaron un carcinoma urotelial  de alto grado se realizó una intervención quirúrgica, y como respuesta de esta se presentó una induración en la cara dorsal del glande, la cual había hecho metástasis cutánea de carcinoma urotelial de alto grado. El paciente luego de esto falleció a los tres meses de haberse diagnosticado el tumor vesical.

El estudio concluye que la metástasis peneana es una enfermedad clínica poco frecuente, refieren que en estos casos se debe realizar una atención especial en los exámenes físicos de la piel en los pacientes con tumores del tracto genitourinario.  Se tiene presente que la supervivencia de los pacientes con este diagnóstico es corta, de 3.9 meses desde el diagnóstico hasta aproximadamente 9.2 meses en determinados casos.

Fuente http://www.redalyc.org/pdf/1810/181043810007.pdf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s